Guillermo López Ruiz-Benítez de Lugo

Esparta

La histeria y la hipersensibilidad ante los errores emergen ante la quiebra del orden moral moderno y de la comunidad. Lo único que reemplaza el vacío, es la transfiguración del significado en un orden que nos constituya en totalidad, que cambie y agudice los contornos.

Ceder a la manía persecutoria, al nuevo sentido común de grupo o autoflagelarse.

El muro nunca fue contra México, fue contra Hillary

Entendiendo ‘lo político’ como aquel espacio de construcción de antagonismos, es decir, de definición del ellos-nosotros, resulta central cercar cual sea ese afuera constitutivo que refleja la identidad del pueblo. Como todo ellos, nunca va a ser un conjunto limitado y concreto de sujetos, aunque sobresalgan referentes simbólicos, sino un espacio amplio, más o menos determinado, y siempre vacío de sentido. El quiénes sean esos que no somos nosotros irá íntimamente ligado a la particular forma de rellenar los marcos vacíos de sentido que significan qué sea lo que nos duela. En este sentido, el ‘no pueblo’ de Trump sería, de alguna forma, aquello que no es ‘los americanos’, la parte que imposibilita la solución orgánica y por defecto de los dolores de los populares. Dicho de otra manera, aquellos sujetos políticos que, en el reparto simbólico resultado de la batalla de significación discursiva, reciben unos intereses que chocan con los del todos.

Sigue leyendo

Dios no ha muerto, es un fantasma

Está claro que no es necesario que Dios exista para que funcione, ni si quiera creer en él, suele bastar con haber creído o simplemente vivir rodeada de creyentes. Pero, a veces, Dios se rompe.

He pasado los últimos años tratando de deconstruir intelectualmente todo cuanto me ha sido posible. No ha sido, en general, complicado. Suele resultar, de hecho, sencillo aislar actos y representaciones de símbolos, entender que tras el comportamiento no hay sino un significante que apunta de nuevo a otro significante y así seguidamente. Obviamente el sexo, los valores, la evolución, el sujeto o el placer que eventualmente puede producir una comida son, en distintos niveles si cabe, construcciones discursivas.

Lo esencial no radica en darse cuenta. No hay que creer, de hecho se puede pensar racionalmente que algo no existe, y ese algo seguirá operando. El problema es cuando ese algo pierde su hegemonía, cuando no sólo se comprende, sino se asimila que Dios no existe. No es un proceso consciente y se producen tensiones, y en esos choques de fuerza estoy.

Sigue leyendo

Telegram, nuevas perspectivas y paralelismo

En torno a Telegram: participación, asimetrías, Podemos, construcción de autoridad e izquierdismo. Algo que no precisamente me emociona escribir, pero que necesitaba.


Cualquiera que milite en la formación morada estará de acuerdo en que no se puede terminar de entender el proyecto sin asumir la centralidad de Telegam en el desarrollo de su normalidad y a la hora de cimentar ciertas cotidianidades, estructuras y sentidos comunes. Esta herramienta ha pasado a adoptar una suerte de papel lingüístico a la interna en Podemos, y aquí, una lacaniana tendría mucho que decir. Seguramente nos recordaría que, en el fondo, es el significante el que determina al significado y no al revés.

Sigue leyendo

Humanos y mujeres

Esto es algo que escribí en 4º ESO y encontré hace poco, era un “artículo de opinión” en torno a las declaraciones misóginas y machistas de Juan Antonio Reig Plá.

Sigue leyendo

La Comarca

Creo que a veces me siento atado por “mi destino”. No como “aquello a lo que estoy destinado”, sino más bien “aquello a lo que yo me he destinado”. Tengo mis planes y mis metas, me van saliendo bien, pero tiempo ha que no existe la persona que los soñó. Hace ya mucho que construí el modelo de vida (del que se desprende el modelo de persona) que quería tener, pero creo que, aunque sigo el camino que me marqué hace años, ya no soy quien decidiera seguirlo.

Sigue leyendo

Tiempo

El día pasa y el tiempo se duerme, se apagan las luces y el óxido ensordece la mirada desesperada de los que se miran apasionadamente.