Buscando una razón desesperada

Vida o muerte, ¿acaso sí ha importado
qué separa no ser y no entender?
Busco razón desesperada, ceder
definitivo a la pasión, un hado

menos trágico. Busco solo esencia
o animo, virtud o intención, la marca.
Ruego el por qué, una senda, ella o el arca
qué contenga el valor desta paciencia.

Suplico la causa que, aun así, me hace seguir siendo.
Maldigo la ignominiosa esperanza que me embarca

en el cansado y largo seguir viviendo.
Siento que según te alejas, quizá
aunque nunca estuviste junto a mí;

mi alma se se diluye en la mordaza
que, hasta ayer, me cubrió. Antes me vendó,
ya no. Hoy ya no quiero seguir así.

En Escocia tardan en responder

Ahora que se que nunca sentí,
ahora que entiendo lo que es vivir;
por favor no parar, nunca acudir.
Pues mi vida, solo amar es en ti.

Sos mi pasión, mi vida y desencanto.
Mi creer, sentir, depender, mi ver
y despertar, ansia y descanso, placer,
tentar, y en esa suerte de un encanto,

quien supo hacerme humano. Empero en todo
lo que eres, y no hay algo que no seas,
una cosa reluce entre el conjunto.

Y es causa no solo de amor, que seas
lenta en esto, sino pura pasión.
De excitación incontrolable, dura.

Gritos suelto por ello de fricción.
Ansias suelto y libero sin que veas.
Favor, tarda en responder, es mi cura.

Galletas

Conspicua oblea de fragancia célica,
súcubo y serafín de la parusia;
no hay quien en mundo sepa, ágape elisia,
de ti y sienta la vida sin vos en boca.

Mi paladar le reclama, oh nelumbio.
Humilla hostia bendita, falta iglesia
dó quien le vea, de mente lupanasia
y de sentidos, ansiara connubio.

Sos la sinfonía, carga armoniosa
de azucar, harina y de mágico ángel
aquelarre. Consonancia bien dulce

de yerba machacada y san vergel
de levaduras de alzada animosa.
Savia mia es tuya, mi vida eres goce.

Round pegs

Por quienes por miedo sueñan valor.
Por cuales presas sueñan libertad.
Los anormales. Por los que es verdad
crean. Los que sienten tal estupor

en ansias de pasión. Apasionados
que no saben que decir, que pretenden
encajar. Aquellos que ti entienden
y vidriosos, imaginan otros mundos.

Los seres diferentes. Yo lo no soy.
He pretendido ser, pero no puedo.
Nunca entendí totalmente el porqué,

hoy entendí que si nunca he subido
es que nunca sientí querer, hasta hoy.
Este día te olvide y desperté.

Susurros encadenados

Pienso y vago y mudo el sentimiento;
búscolo en frías despedidas. Diga,
sino busca del alma pues anega
aun de ansias el ido, su cortaviento.

Entre lúcidos claves enmascaro
el perdido de pasión despertar,
ya solo recuerdo. Y bien apartar
el que aleja de esperanza al andero.

Mas el alba cauce vio aparecer
un bien camino y decidí partir.
Alba, de en que los lugares buscados

recuerdos encuentra por si un sonreír,
recuerdos que sonríes ya en el haber.
Susurro encadenados, beso esquivos.